Saltear al contenido principal
Libro Exprofesor Del Colegio: “Manual De Evaluación. Un Apoyo A Profesor@s”

Libro exprofesor del colegio: “Manual de evaluación. Un apoyo a profesor@s”

https://www.colegiosanagustin.cl/wp-content/uploads/2018/11/Portada-lo2.jpg

 

El profesor Patricio López A. ha publicado este libro que –como su nombre lo indica– trata de la evaluación en la unidad educativa, y específicamente del rendimiento escolar. Los capítulos van dando cuenta de esta parte esencial del proceso educativo. El texto ha sido diseñado por Macarena Piña y lleva una portada realizada por Ana María Jara, y se divide en: 1) Introducción, 2) El proceso llamado evaluación, 3) Procedimientos evaluativos, 4) Procedimiento evaluativo de prueba, 5) Procedimientos evaluativos de observación, 6) Procedimientos evaluativos de informe, 7) ¿Cómo calificar el rendimiento del alumno?, 7) Catequesis y evaluación, más una completa bibliografía.

 

Comienza refiriéndose al concepto de evaluación, contextualizándolo: “Esta disciplina ha evolucionado con gran rapidez en estas últimas décadas, teniendo un gran auge desde la del sesenta en nuestro país y el mundo. Existe en forma primitiva desde que el universo fue creado por Dios, y en forma un poco más sistemática desde hace cerca de dos mil años antes de Jesucristo. Hay algunos documentos que avalan algunas evaluaciones que los Chinos aplicaban a los postulantes que querían entrar a la Administración Pública”. Luego describirá los principales enfoques de esta disciplina, tales como: Evaluación como juicio; Evaluación como medición; Evaluación como congruencia entre objetivos y resultados; Evaluación como toma de decisiones; Evaluación como medición; Evaluación para los aprendizajes; ¿Evaluación referida a criterio o a norma?, describiendo cada una de estas, como las más generales que maneja el profesorado: la Evaluación Diagnóstica, la Evaluación Formativa y la Evaluación Sumativa o Acumulativa, indicando sus principales características.

 

Ciertamente que es un libro con un tema acotado a la escuela, técnico, de apoyo a los docentes; su fin es conectarse con el profesor, sistematizar lo que se relaciona con el proceso evaluativo en el establecimiento educacional, describiendo cada uno de los enfoques de la evaluación, presentando sus principales características, indicando las ventajas y desventajas de cada cual. Un libro de divulgación, a partir de la vasta experiencia del autor, que se ha desempeñado en esta área de la educación por largo tiempo, en varias instituciones de Educación Superior. También fue Jefe de la Unidad Técnico Pedagógica en el colegio San Agustín durante años. Uno de los sellos del autor es también la dimensión de la fe, es un profesor católico y desde allí ha orientado su quehacer. Señala: “Nuestro desempeño como educadores  y como especialistas debe estar centrado fundamentalmente en alcanzar el desarrollo armónico de todas las potencialidades de la persona que está en nuestras manos. En nuestra área religiosa está fundamentalmente comprometida la dimensión espiritual del ser humano, La Persona…”. Actualmente realiza docencia de Pre-Grado en la Universidad Católica Silva Henríquez en las asignaturas de Evaluación para los Aprendizajes, y guía tesinas de pos-título en la Universidad de Santiago.

 

Libro dirigido a los profesores, a la escuela en general, pero también a quienes se interesen en el tema evaluativo; texto que podrá ser una gran ayuda en relación con el asunto tratado, entre otras cosas respecto de la construcción de elementos de evaluación como pruebas u otras herramientas evaluativas; citamos algunas sugerencia técnicas, necesarias que el constructor de una prueba, debe tener en cuenta:

 

  1. Determinar claramente el propósito que el docente persigue con el instrumento.
  2. Especificar los objetivos que se evaluarán con la aplicación del instrumento. […]
  3. Evaluar los aspectos fundamentales del proceso de aprendizaje, no trivialidades. […]
  4. Las preguntas deben ser independientes unas de otras. No “colgar las unas de las otras”. […]
  5. Efectuar una revisión acuciosa y crítica con cada estímulo evaluativo, una vez construido. […]
  6. Preocuparse del lenguaje y la redacción. Debe ser adecuado a la población destinataria.

 

Hemos extraído solo parte de la larga lista de estas sugerencias técnicas. Nos parece que hay que tener en cuenta estos consejos y otros, principalmente en la elaboración de instrumentos evaluativos para que estos tengan validez y confiabilidad, de lo que habla también el autor.

 

El mencionado es un libro de consulta principalmente para los docentes, para quienes el oficio de evaluar es algo consustancial al proceso de aprendizaje, a su labor pedagógica, y con este volumen, el profesor Patricio López Abarca –en lo que respecta a nuestro colegio– se inscribe entre otros exprofesores agustinos que han publicado libros, ya sea de teoría y divulgación de una disciplina tanto como literarios, entre los que recordamos a otros maestros del Colegio San Agustín de Santiago: P. Osvaldo Walker, P. Fernando Valenzuela, Juan Antonio Massone, Miguel Ángel Godoy, Hugo Cortés, Herman Zepeda, Sergio Vera, Sergio Pereira, Luis Mendoza, por nombrar algunos de las últimas décadas.

JMR, Extensión y Cultura

Octubre de 2018

Volver arriba