Saltear al contenido principal
Menú
Saludo En El Día Del Alumno

Saludo en el día del alumno

EN EL DÍA DEL ALUMNO

“No salgas fuera de ti, vuelve a ti, en el interior del hombre habita la verdad” (San Agustín)

Queridos estudiantes de nuestro colegio:
¡Hoy es un día de alegría! Queremos desearles un muy feliz Día del Alumno. Ustedes son el sentido de nuestra vocación, lo sabían… Cada día de nuestras vidas cobra significado con el propósito de guiarlos para que sigan creciendo como “las maravillosas personas que son” y ¡cuánto más sin darnos cuenta recibimos de ustedes! Por eso queremos agradecerles y festejar con ustedes.
Ser alumno, alumna, es ponerse metas en cada instancia buscando “llenarse y llenar a otros de resplandor”. Todos fuimos alumnos alguna vez y algunos de nosotros en épocas en que teníamos menos derecho a opinar, quizás se invisibilizó en algunas ocasiones la luz que cada uno tenía en su interior. Por eso valoramos muchísimo que en todas las escuelas de nuestro país se celebre hoy el Día del Alumno. Que se aprecie el derecho natural del diálogo, con apertura de mente y corazón, sin hacer sentir a nadie inferior, sin prejuicios, sin discriminaciones de ningún tipo, porque todos somos un gran aporte real.
Muchas veces los educadores aprendemos de los estudiantes. Aprendemos, por ejemplo, de la importancia que ustedes le dan a “la amistad”, en este mes que vivenciamos esta virtud compartiendo entre compañeros y compañeras, haciendo comunidad, siendo solidarios entre ustedes, el que sabe más le ayuda al que le cuesta más, desde la generosidad, con humildad, abrazándose de alma a alma afectuosa y fraternalmente. Esa amistad que ustedes cultivan tan bien es una gracia de Dios.
Es importante reconocer que los profesores y profesoras somos sus colaboradores, facilitadores y corregiremos ¡sí lo haremos! con acompañamiento formativo para ayudarles a hacerse conscientes. Por eso los animamos a que sigan realizando acciones innovadoras, sigan siendo audaces para transformar positivamente la comunidad y la sociedad,
comprometiéndose y sensibilizándose con las necesidades y sentimientos de los demás, continúen llenándose de virtudes, alegres, reflexivos, buscando el sentido profundo, llegando incluso a trascender. Comprometiéndose y buscando la Verdad, buscando a Dios que es amor, ¡sigan amando! Tratando con mano suavísima y llena de misericordia. Demostrando a todos que nada con el amor nos faltará.

¡Feliz Día del Alumno Agustino, de corazones inquietos! ¡Merecen todo nuestro cariño y
respeto!

Fabiola Moraga L.
Profesora

Volver arriba